Blog de josefinaopina18

Blog personal

Noticias y comentarios personales

Alza de los combustibles

Escrito por josefinaopina18 12-02-2018 en Carta del Lector. Comentarios (0)

08 de febrero de 2018

Alza de los combustibles

Señor Director:

El país ya no aguanta que semanas  tras semanas el Ministerio de Industria y Comercio aumente el precio de los combustibles.

Este problema no solo aqueja a los conductores,  también a los de a pie, a las amas de casa que cada día  llevan menos provisiones alimenticias a su hogar por la misma cantidad de dinero destinada para llenar la despensa.

Todas las semanas, es molestoso escuchar como los choferes del transporte público amenazan con aumentar el costo del pasaje bajo la excusa: “el gasoil subió y el pasaje también debe subir”.

Sin duda, tristemente, el alza de los combustibles que trae consigo una inflación generalizada no es proporcional a los sueldos de los empleados.

¿Y qué hacemos nosotros?

¿Ver cómo el gobierno actual y sus secuaces se lucran del erario, nos endeudan, y nos vuelven a incrementar  los impuestos “porque todos debemos de pagar” para seguir saldando sus malas decisiones y despilfarros?

Por un poquito de decencia, honorable primer mandatario de la República,  utilice otros métodos para recaudar fondos que no sean seguir lacerando los tristes y miserables bolsillos de los menos pudientes.

Saludos cordiales

Josefina Medina

medina.josefina2693@gmail.com

#######

Como sardinas en lata

Escrito por josefinaopina18 12-02-2018 en Opinión. Comentarios (0)

“¡Péguense como anoche que todavía faltan!”, Vociferó un cobrador


Por Josefina Medina

El 87 porciento de las personas que toman un transporte público llega tarde a su destino. Y si el problema solo fuera llegar cinco, 10 o 15 minutos tarde, pudiera solucionarse saliendo más temprano de sus casas.

Los pasajeros se exponen a diario a la imprudencia de los malos choferes, al peligro de ser asaltados, a la incomodidad que producen los vehículos viejos que adornan las principales avenidas del país…

Hace un año abordé el autobús de una asociación estudiantil. Todos los asientos estaban ocupados. Cuando llegué ya habían, precisamente, dos hileras de estudiantes parados. Todo transcurría “normal”, hasta que un personaje que figuraba como el cobrador de la guagua, ante la espera de más pasajeros, vociferaba: “¡péguense como anoche que todavía faltan!”. Quedamos atónitos; formó otra fila en medio de nosotros. Íbamos como sardinas en lata. Cuerpo a cuerpo, sintiendo la frecuencia cardíaca de los demás, la respiración de unos sumándole al mal aliento y otros malos olores de estudiantes, cual trabajador de la construcción, después de una larga jornada de estudio, querían llegar a sus hogares.

El transporte en República Dominicana debe mejorar y los pasajeros merecen recibir un servicio que les garantice su humanidad. Ir como sardinas en lata, pagar un pasaje súper caro porque el alza de los combustibles marcan la pauta, y no solo eso, llegar tarde a su destino estropeado, sucio y estrujado. Todo esto le resta dignidad a las personas.

El 21 de febrero  del año pasado la ley de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad fue promulgada pero nada ha cambiado en el trato a los pasajeros.

Finalmente, en un país donde los de a pie no tienen dolientes, es inconcebible que a estas alturas se esté esperando que un súper político venga a nuestro auxilio. Hasta que los grupos de la base no nos pongamos de acuerdo para exigir un servicio digno, seguiremos como sardinas en lata.